2 trucos para supera el miedo a introducir un cambio

Soy muy activa en redes sociales y eso me lleva a interactuar con muchas personas a través de mis publicaciones. Reconozco que me gusta retar con acciones diarias al cambio, introduciendo pequeñas mejoras que sean tangibles en un corto espacio de tiempo pero muchas veces son las más difíciles de conseguir ¿por qué?.

Estamos acostumbrados a aceptar nuestros defectos como si fueran parte de nosotros, y no algo adquirido que se puede solucionar como por ejemplo la puntualidad, escuchar o la organización con acciones tan simples como obligarnos a estar media hora antes como cuando cogemos un avión, escuchar sin hacer nada más (fuera móvil) dedicando los 5 sentidos a esa conversación o planificar las acciones del día por adelantado para mantener a raya a los imprevistos.

. Cuantas veces en las sesiones o en los mensajes que recibo me dicen «me encantaría… pero es imposible», recuerda «Lo único imposible, es aquello que no intentas.»

Creo firmemente que el éxito en nuestra gestión diaria no se encuentra en MACROacciones como me gusta llamarlas, puesto que son acciones con un tamaño y peso específico que las hacen complicadas en su ejecución o conllevan un espacio grande de tiempo, para mi el éxito se encuentra en MICROacciones diarias que tienen un resultado efectivo a corto/medio plazo y que mejoran nuestro resultado.

Haz click

¿Cómo superar el miedo a introducir un cambio en nuestra rutina?

1- Ponte en el peor escenario posible: Muchas veces nos preocupamos por cosas que no van a suceder nunca y por eso pregúntate cuando el miedo te asalte

¿Qué es lo peor que puede pasar?

Por ejemplo ser puntual, cuando las personas son impuntuales por naturaleza, siempre dicen soy así y no lo puedo evitar, pero claro que lo puedes evitar, proponte salir siempre media hora antes de la hora que lo harías, ¿No puedes? pregúntate que es lo pero que pasaría si llegas demasiado pronto (tendrás tiempo para revisar el móvil) usa la alarma del móvil para que te avisn de que tienes que salir YA , y sal, nada de un minuto y miro esto, un minuto y pongo gasolina etc…excusas fuera.

2- Desactivar el miedo no es posible pero la motivación/resultado deseado bloquea el miedo: cuando crecen tus objetivos, disminuye el miedo aumentado así la posibilidad al cambio.

Si yo crezco = mis miedos disminuyen

Por ejemplo aprender a decir NO es difícil, porque el miedo a defraudar a los compañeros o de parecer poco amable con tu jefe o superior te hace vivir siempre con el agua al cuello pero cuando aprendes a decir NO de forma asertiva y te pones como prioridad, te das cuenta que son miedos tuyos, tus compañeros te respetan y tu jefe se da cuenta que valoras tu trabajo y la calidad del mismo.

Recuerda cuando más te prepares para el cambio menos miedo tendrás.

Si necesitas que te ayude con herramientas de Gestión del tiempo a multiplicar tu tiempo y aumentar tu satisfacción personal ¡Cuenta conmigo! te acompaño en mis talleres o sesiones individuales para multiplicar tu tiempo y aumentar tu productividad personal y profesional manteniendo a raya a los Ladrones de tiempo ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *