4 pasos para evitar el síndrome postvacacional

Comenzamos septiembre y oficialmente la vuelta a la rutina pero volver a la rutina no tiene porque ser una tortura si ponemos en práctica estos consejos con una pizca de actitud positiva y nuevos objetivos, para reincorporarse de manera más productiva.

Septiembre para mí es «mi enero» particular, vuelvo de las vacaciones con nuevas ideas y proyectos refrescados para comenzar el cuatrimestre con objetivos bien enfocados y conseguir mi ansiada mejora continuada.

¿Eres víctima del conocido síndrome postvacacional?

El síndrome postvacacional son una serie de síntomas físicos y psicológicos que aparecen después de un periodo de descanso y desconexión.

El síndrome o estrés postvacacional no es una patología, es un trastorno adaptativo que por supuesto no padece todo el mundo, estudios indican que un 30% de los trabajadores activos lo padecen y se caracteriza por unos síntomas como estrés, ansiedad, negatividad, apatía, en resumen la dificultad para reincorporase al entorno laboral y a la temida rutina.

Nuestra actitud de vuelta, es la que condiciona sufrir el estrés postvacional y volver a arrancar la rueda de la rutina, vuelta al cole y a compaginar nuestro calendario con el de nuestras obligaciones familiares o laborales, estudios etc..

Haz click

¿Cómo superar la vuelta a la rutina?

Estos 5 pasos para evitar el síndrome postvacacional te ayudaran a reincorporare con las pilas cargadas y con una sonrisa en la cara:

1- Actitud positiva

Recuerda mi mente dirige mi cuerpo y por lo tanto aunque a todos nos encantaría continuar de vacaciones debemos aceptar que se acaban y poner el foco en volver al trabajo con unas actitud positiva, te propongo que escribas una lista de las cosas nuevas que te gustaría hacer a la vuelta que te ayuden a sentirte mejor.

2- Activa el MODO: RUTINA

Para ello unos días antes de reincorporarte al puesto de trabajo establece horarios regulares, madruga y recupera el control, te propongo que te dejes un par de días libres para el regreso a casa y reincorporarte de forma gradual a la rutina.

3- Planifica objetivos nuevos

Reincorpórate con objetivos nuevos, dale un plus de emoción a la vuelta al trabajo y crea retos que te acerquen a tu propósito. Crea metas nuevas que te hagan comenzar con energía renovada.

4- Ordena tu mente y tu espacio

Aprovecha los primeros días para ponerte al día, programa tu agenda y ordena tus mails, reúnete con tus compañeros o colaboradores para ponerte al dia de las novedades, planning y temas pendientes. Mientras crea un plan de acción y ves introduciendo tus nuevos objetivos para crear tareas mucho más eficientes.

Espero que estos 4 pasos te sean útiles para comenzar tu septiembre más productivo y sobretodo enfocado a resultados pero no olvides que el verano no termina hasta el 21 de septiembre así que no tienes que desconectar de golpe y si no es estrictamente necesario, no te lleves trabajo a casa, deja un espacio de desconexión.

«Lo que haces hoy puede mejorar todos tus mañanas»  Ralph Marston

Si necesitas que te ayude con herramientas de Gestión del tiempo a multiplicar tu tiempo y aumentar tu satisfacción personal ¡Cuenta conmigo! te acompaño en mis talleres o sesiones individuales para multiplicar tu tiempo y aumentar tu productividad personal y profesional manteniendo a raya a los Ladrones de tiempo ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *