Cambiar o morir

Esta frase me ha impactado tanto que ha roto mi planificación de noticias, pero no importa porque ese es el quid de la cuestión, la planificación no es el fin en si mismo sino el medio a llegar a nuestro objetivo : ADAPTARNOS A LOS CAMBIOS.

Cuando realizo la planificación de noticias utilizo varias herramientas como las estadísticas que dan las redes sociales, la encuesta dentro de mi web pero la fundamental es el feedback con mis clientes en las sesiones o procesos pero a veces información exterior de libros interesantes me hacen recapacitar y analizar ¿qué quiero transmitir? y ¿cómo lo quiero transmitir?.

cambiar o morir

Dentro de la gestión del tiempo siempre digo que controlando el 20% de nuestro tiempo tendremos el 80% de los resultados. No, no es una idea propia y original, este concepto lo he aprendido de unos de los principios básicos de la Gestión y es LA LEY PARETO o LEY 80/20 creado por el economista italiano Vilfredo Pareto ( os recomiendo indagar más si os interesa) pero básicamente nos indica:

– El 20% de la entrevista proporciona el 80% de las conclusiones.
– El 20% del trabajo de mesa posibilita el 80% del éxito en el trabajo total.
– El 20% de nuestro tiempo contribuye al 80% de los resultados.

Haz click

Y os preguntareis  ¿A qué pertence el 80% restante?

Pues este porcentaje de nuestro tiempo pertenece a los imprevistos, acciones rutinarias o urgentes y los temidos ladrones de tiempo como reuniones ineficaces, teléfono o mails mal gestionados.

La importancia del termino CAMBIAR se encierra en la posibilidad de adaptarnos a las necesidades del momento, de nuestro tiempo o de nuestro proyecto, al concepto AHORA.

Las estructuras FIJAS ya sean mentales o de trabajo no nos llevan al éxito, nos llevan al temido estrés o ansiedad. Sentir el fracaso como parte de nosotros y no de una mala estrategia: revisable y modificable. A veces nos olvidamos de algo tan simple reflejado en esta célebre frase  de  Albert Einstein

“No esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo”

Por lo tanto el cambio se gestiona a través de dos conceptos muy importantes: la práctica y la mejora continuada. Analizar los resultados basados en ese 20% para potenciar y mejorar nuestro tiempo con un esfuerzo continuo.

Las 4 etapas de la mejora continuada

Con la mejora continua transformamos nuestro trabajo diario en un reto, una motivación y conseguimos que pensar en el lunes como una puerta a verificar nuestros objetivos y porque no …subir el listón a nuestros resultados sin morir en jornadas de resultados repetitivos y/o frustrantes.

¿Conoces las 4 etapas de la mejora continuada?

  • Planificar
  • Hacer
  • Verificar
  • Actuar

Así que recuerda CAMBIAR no es un símbolo de inseguridad o inestabilidad sino una herramienta de productividad para llegar antes a nuestros resultados y exprimir al máximo ese 20. Con las herramientas de coaching y liderazgo juntos podemos conseguirlo ¿Te atreves?.

“Si yo cambio todo cambia.”

*Título perteneciente al libro SCRUM de J.Shuterland

¿Te apuntas al próximo curso para aprender a delegar de la manera más eficiente? más info en www.leticiacodina.com/cursos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *