APRENDER A DELEGAR EFICAZMENTE

Existen los ladrones de tiempo que nos desvían de nuestros objetivos causando una sensación de estrés o ansiedad, pasando factura a nuestra productividad y perdiendo el enfoque en lo que es realmente importante para nosotros o nuestro proyecto.

Las nuevas tecnología son una gran herramienta, pero a la vez es una llamada constante a estar en alerta, en esa ventana gigante de exposición, cediendo el control y gestionando nuestros recursos porque aún queriendo controlar todo, notificaciones, clientes , desarrollar ideas o responder mensajes, es un desgaste muy grande.

¿ Cómo podemos equilibrar el éxito en nuestros objetivos con liberarnos del exceso de trabajo? Aprendiendo a delegar de una manera eficiente.

No debemos confundir delegar con olvidarnos del trabajo. Delegar eficazmente es un ejercicio co-activo que requiere entender que somos los responsables del resultado final, por eso es muy importante conocer las capacidades y las competencias de las personas a las que vamos a confiar nuestro proyecto personal o laboral.

Muchas personas se sienten incapaces de delegar, soltar su idea y dejar que otros ayuden porque sienten que pierden el control, pero delegar no es perder el control sobre la tarea encargada a otros, es una herramienta muy positiva para centrarnos en lo realmente importante en ese momento, ganar tiempo para desarrollar nuevas oportunidades o apostar por nuevos conceptos que puedan aumentar la eficacia del equipo o impresionar al jefe.

Haz click

Antes de delegar un proyecto o idea debe:

  • Revisar la tarea y determinar el objetivo que quiere conseguir
  • Decidir en quien va a delegar la tarea
  • Fijar los parámetros
  • Asegurar que se ha entendido
  • Dar toda la información necesaria
  • Seguir de cerca loa avances
  • Valorar el trabajo realizado sea cual sea el resultado

Si tienes prisa, debes delegar en alguien que sepa hacer el trabajo, pero si tienes tiempo para realizar la tarea, debes invertir ese tiempo en fomentar la confianza y motivar al equipo delegando y así formarás a otras personas en el futuro para delegar en situaciones de apuro.

¿ Cómo crear esa base de confianza y motivación?

Siguiendo siempre de cerca los avances y comprobando que el desarrollo sea el deseado y dando un margen de tiempo suficiente para desarrollar el trabajo.
Como coach te diré que es necesario marcar plazos para revisar el trabajo, guiando de esa manera nuestro objetivo a nuestra meta con la finalidad de mejorar la capacidad del equipo y en particular de la persona en la que decidamos delegar creando una atmósfera de motivación y confianza.

No olvides que antes de delegar una tarea, debes tenerla muy bien definida, si tú no lo tienes claro no se entenderá correctamente.

Te propongo esta dinámica para saber si una tarea es delegable o no. Haz una lista de todas las tareas pendientes e imagínate una circunstancia ajena a ti por la que no pudieras trabajar mañana ( un viaje inesperado, te quedas tirado con el coche o te pones enfermo) ahora marca con un cruz las tareas que podrían hacer otros y porque, ahí tienes las tareas delegables…anímate a intentarlo y responde a estas preguntas.

¿ Cuáles son mis mayores ladrones de tiempo? ¿Qué desvía mi atención de lo verdaderamente importante? ¿ Dónde se me va mi tiempo perdido?.

Leticia Codina

¿ Hablamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *