¿ Cómo rentabilizar el Coaching ?

Dibujarte un esbozo o prototipo de sesión de coaching personal o profesional es complicado para mi ya que mis sesiones son personalizadas a cada cliente o proyecto, pero entiendo que es un tema desconocido.

Yo como coach y mentora me gusta comenzar con una sesión estratégica, así la llamo yo, donde nos conocemos y compartimos que objetivo queremos conseguir juntos y como podemos llegar a ellos, mis principios o valores fundamentales son :

1- La escucha activa, no aconsejo solo escucho e intento guiar al objetivo que TU quieras llegar porque no es MI proyecto o MI idea, es la tuya y debe ser tuya.

         ¿ Qué necesitas?

2- Te llamo a la acción, ya sabes que quieres, AHORA marquemos como quieres llegar tanto a corto como medio plazo.

¿ Qué has realizado ya, en esta área, hasta ahora? ¿ Qué te bloquea en esta situación actual?

Haz click

3- Fijamos objetivos, cada sesión viene marcada por eso que quieres mejorar, cambiar o desbloquear, ese es mi objetivo.

¿Qué me traes hoy a la sesión? ¿Qué quieres conseguir al final de la sesión?

4- Valorar e identificar, valorar sin juicios, escuchar y enmarcarlo en si es posible o no, si es el momento o si tenemos los recursos necesarios para llegar a nuestro objetivo. Darle siempre la intención positiva, crear la estrategia y transformar las emociones en energía para llegar al cambio deseado.

5- Acompañar y actuar, en la sesión de coaching siempre se pone en acción es decir marcar la dinámica, estrategia que arranque TU motor, recordar que para coronar una cima hay que dar los primeros pasos, llevarte a la acción es la base del coaching.

         ¿Cual va a ser tu primer paso? ¿ Una vez conseguido tu objetivo, que habrás superado?

Me baso en la Ley 80/20 de Pareto, economista y sociólogo que falleció en 1923 y creó esta ley de redistribución de los ingresos, hoy mundialmente conocida como LEY PARETO o PRINCIPIO 80/20, donde nos indica que con un 20% de esfuerzo conseguimos el 80% de resultados, él demostró que el 80% del patrimonio de su país provenía del 20% de la población o que el 80% de los guisantes de su jardín provenía  del 20% de las vainas que había plantado.

Se aplica a todos los ámbitos de las personas o empresas, es decir puede aplicarse a nuestra vida diaria:

  • El 80% de las consecuencias derivan del 20% de las causas.
  • El 80% de los resultados pueden surgir del 20% del esfuerzo.

No es una cantidad fija tanto como una regla porcentual que puede mejorar nuestra vida de manera esencial, puesto que es aplicable a cualquier ámbito dela persona, trabajo, objetivo laboral, profesional o empresarial.

Si detectas tu 20% de acciones que te llevan a tus resultados, mejoraras tus beneficios. Tomar consciencia nos lleva a una energía positiva que nos consigue si estás trabajando en tu 20%:

1- Aprender a delegar tareas que no son importante.

2- No dejas tareas importantes para otro día, sabes sacarles el tiempo necesario porque son esenciales para ti.

3- Te siente bien porque haces lo que te gusta o estas en el camino de conseguirlo.

4- Canalizas el esfuerzo que dedicas a las cosas que te importan transformándolo en energía.

 

Mediante tareas y dinámicas que revisamos en cada sesión podemos valorar juntos los avances conseguidos y desbloquear aquellos que nos desemboca de nuestro objetivo.

 

“ No trates de hacer más, simplemente haz más de lo que funciona”.

Leticia Codina

¿Hablamos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *