¿Conoces los beneficios de Planificar?

Se que la palabra planificar conlleva a pensar en orden, control o perfeccionismo, pero no tiene porque ser así. Planificar con mayúscula es para mi el secreto de la felicidad y la base de la Gestión del Tiempo.

Tranquil@, suena a locura pero no es así, dame la oportunidad de explicarme y no sólo como coach de gestión, sino como persona que vive inmersa en la multitarea de conciliar vida profesional y personal.

Haz click

Considero que la felicidad en el día a día consiste en levantarte con una sonrisa y acostarte con la misma, dejar de sentir que a tu día le faltan horas o que vives a merced de los imprevistos.

La felicidad es encontrar el equilibrio entre obligaciones y tiempo para ti  porque el término conciliar no sólo debemos usarlo para familia y trabajo, también para trabajo y mascota, deporte o meditación.

¿ Qué significa planificar ?

Construir reglas de gestión que nos ayuden a crear un TIEMPO altamente eficiente y efectivo o es lo mismo crear un día , TÚ DÍA , que te sientas a gusto, sencillamente satisfecho.

Como cualquier disciplina, debe convertirse en algo propio, que se adapte a tus necesidades y a tus resultados, pero con unas reglas básicas. Como coach te doy mis reglas, las que pueden hacer de tu día un día productivo y con tiempo para ti.

Planificar es pintar tu día, escogiendo los colores y su disposición para crear tu dibujo, cuando nos movemos sin esta planificación previa, nuestro día comienza en blanco y vamos añadiendo los colores en función de los acontecimientos y luego adaptamos el dibujo a esos colores, por lo tanto estamos a merced de lo que tenemos y no somos capaces de adelantarnos.

Recuerda que si no respetas estas reglas básicas caes en la tentación de abandonar, o simplemente, caer en las redes de la pereza, perdiendo la confianza en conseguir aquello que te propongas .

Mi herramienta: planificador o tablero de visualización

Realizar un tablero de visualización es fundamental para mi, semanal, diario y mensual donde ver aquellas tareas rutinarias pero importantes tanto personales como profesionales.

De esta manera, cada vez que me surge una tarea, se colocarla en los espacios libres y evito que se solapen o algo peor, dejar a alguien esperando o que mi nivel de ansiedad toque los límites, pero sobretodo, sirve para dejar a nuestro cerebro  trabajar en lo realmente importante, evitando esa mal costumbre de  ” recuerda que” o posponer esos maravillosos proyectos que circulan por nuestra mente y no encontramos tiempo para materializarlos.

Los beneficios que conseguimos al planificar

  • Dejamos de pensar en que debemos hacer y pasamos a realizar lo planificado. Escribimos tareas y estipulamos un tiempo que iremos ajustando a medida que nos vayamos acostumbrando a marcar tiempos.
  •  Las tareas se convierten en menos pesadas y en menos perezosas al tenerlas bien definidas y claras. No es lo mismo ” tengo que hacer el dossier ” a leer ” 9:00: Dossier”; la primera es una acción abierta que nos puede acompañar en la mente todo el día y la segunda es una acción clara en un tiempo determinado.
  • Al planificar sobre papel vemos nuestras prioridades y podemos ajustar estas tareas a las necesidades del día y de nuestros objetivos. La mente solo se acuerda de aquella tarea que considera necesarias para sobrevivir y eso nos juega malas pasadas pues hacemos cosas sin objetivo, ni meta.
  • Cuando miras tu planificación ACTÚAS, no tienes dudas, tienes que hacer esa tarea que marcaste con 10 minutos y sabrás que pasado ese tiempo tendrás tiempo para realizar otra cosa o porque no, tiempo para ti. Has cumplido tu cometido.

¿Te apetece aprender a planificar conmigo ? Apúntate a mi microcápsula de gestión del tiempo el próximo 2 de junio y junt@s aprenderemos a pintar nuestros días.  Más información aquí

¿Tienes alguna duda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *