No llames SUERTE a tu ÉXITO

Hoy traigo a mi blog un ejemplo claro  que la variable suerte no cabe en la carrera al éxito, a conseguir una meta trazada. El diccionario de la Real Academia Española en su primera acepción define la palabra suerte:

Suerte
1 Causa o fuerza que supuestamente determina que los hechos y circunstancias imprevisibles o no intencionados se desarrollen de una manera o de otra.

Como puedes ver, no creo que nadie con éxito en su proyecto profesional, pueda aceptar que eso halla sucedido  por una circunstancia imprevisible o no intencionada. Detrás de un proyecto de éxito podemos asegurar que hay una gran dosis de trabajo duro, sacrificio, errores/aciertos, dedicación y resistencia.

Permítete disfrutar de tu éxito como una meta alcanzada, un resultado a un objetivo bien trazado, enfocado y gestionado.

Un claro ejemplo de éxito es el nadador Michael Phelps, con un palmares de 28 medallas , 23 de ellas de oro. Podríamos decir que posee la suerte de un físico excepcional, puesto que se caracteriza por unas particulares físicas únicas, pero no podemos quedarnos ahí, eso solo es un extra. El secreto de su éxito reside en:

  • Su motivación ya que para llegar a ser el mejor nadador del mundo entrenó durante 5 años, todos los días de lunes a domingo los 365 días.
  • Su disciplina con intensivos entrenos en piscina más un riguroso trabajo físico en gimnasio y una dieta muy específica le han llevado a destacar en resistencia física y mental.
  • Sus metas y concentración que ha hecho marcarse objetivos específicos, participando en 5 olimpiadas con la misma intención: superarse cada vez.
Haz click

Así que recuerda, no dejes que nadie atribuya a tus éxitos el factor suerte. Como un iceberg, el éxito muestra la parte más pequeña al exterior pero esconde la gran parte en el interior, aquello que lo hace consistente y perdurable.

Trabaja para tu éxito, traza objetivos reales, amplia conocimientos, planifica y gestiona tus recursos enfocado en tus objetivos y analizando los resultados.

” Ponte metas que te motiven”

Leticia Codina

¿Hablamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *