¿Odias los lunes?

Cada vez recibo más mensajes o clientes en la consultoría repitiendo esta frase como un mantra: Leticia odio los lunes y es más, a veces hasta el domingo por la tarde ya me «deprimo» pensando en el lunes…

En este artículo me voy a centrar en los lunes de un perfil profesional con un trabajo estable (te guste más o menos) y con una remuneración base suficiente (aunque siempre mejorable) por lo tanto me centro más en

Un problema mas de ACTITUD que no de APTITUD.

Me gusta poner el verbo deprimir entre comillas como una expresión común y no como una patología, porque no soy terapeuta ni psicóloga y no quiero incurrir en intrusismo, así que pasemos a la gestión de los LUNES .

Planteo este tema como una pregunta porque yo adoro los lunes, me levanto con energía y ganas de descubrir que me espera esta semana ya que disponemos de 52 semanas al año que aunque en espacio temporal son todas iguales 7 días, en oportunidades son cajas de sorpresa sin abrir.

Entre lo que nos ocurre y nuestra actitud existe un espacio donde encontramos nuestra capacitada de pensar.

Victor Küppers
Haz click

Por mi experiencia en la consultoría voy a dividir el odio a los lunes en dos grandes grupo

1- No me siento realizado

Este perfil profesional abarca a las personas que más allá de su puesto o remuneración su problema es una falta de expectativas por lo que no va implícito en su buen puesto o buen sueldo, sino solamente se centra en cómo le hace sentir ese trabajo o algo aún más simple, disfruta o no de su trabajo.

Pondré un ejemplo y te pido un ejercicio de pensar, todos tenemos ese amigo/a o colega que tiene un trabajo espectacular, de 10 por horario o sueldo y no se siente motivado, piensa » jo que suerte tiene» pero el va como alma en pena, tu ves un chollo en viajar con cargo cero y disfrutar de ciudades diferentes, comidas o descanso y ellos ven otra vez aeropuertos y atascos… al final como decía mi padre » nunca llueve a gusto de todos» pero analizando esta situación con perspectiva profesional

No veo profesionales afortunados o desafortunado veo personas satisfechas o insatisfechas basado en si se sienten realizados o no con su labor profesional.

Si te sientes así no siempre la solución esta en cambiar de trabajo o de profesión, la solución se encuentra en buscar retos en los otros ámbitos de tu vida, buscar actividades o hobbies fuera del trabajo que equilibren tu vida personal y profesional.

¿Cuánto tiempo ocupa tu trabajo en tu semana?

2- Me atrapa la rutina

En este segundo caso me gusta centrarme en las personas que proyectan en el lunes esa maravillosa película «Atrapado en el tiempo» donde al personaje principal se le repetía una y otra vez las mismas 24 horas hasta que hacía lo que tenia que hacer, pues eso mismo pido yo….sal de tu piloto automático.

El perfil del atrapado en la rutina es siempre un perfil profesional acomodado y sin retos profesionales, siempre haciendo lo mismo o creyendo que hace lo mismo, porque es una percepción personal sino consulta a un cirujano si todas la cirugías son iguales aunque hagan 100 iguales o a un abogado/a si todo los juicios son iguales tengan el campo específico que tengan, a un mecánico/a si todos los motores son iguales y así etc… por lo tanto

Tu pensamiento alimenta tu actitud

Si te sientes así la solución no es el cambio de trabajo sino el cambio de actitud o es lo mismo apaga el piloto automático y toma el control de tus acciones, aprende algo nuevo de los compañeros mas jóvenes o con ideas más frescas, recíclate con nuevas técnicas o rétate a un nuevo proyecto o servicio.

¿Desde cuando no te pones un nuevo reto?


Espero que veas el lunes de otra manera y recuerda que la actitud es el efecto y el pensamiento la causa por lo que tu próximo lunes sea com tu viernes y disfruta.

Si necesitas que te ayude con herramientas de Gestión del tiempo a multiplicar tu tiempo y aumentar tu satisfacción personal ¡Cuenta conmigo! te acompaño en mis talleres o sesiones individuales para multiplicar tu tiempo y aumentar tu productividad personal y profesional manteniendo a raya a los Ladrones de tiempo ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *