¿Persigues el éxito?

¿Cuánto tiempo pasamos buscando eso que consideramos extraordinario? pensando en cómo será llegar a ese momento, a esa acción que nos dé el éxito pero no nos paramos a ver que el éxito no se encuentra en las acciones extraordinarias, se encuentra en las acciones ordinarias, aquellas que se esconden en nuestro día a día, en nuestra temida rutina.

A esta reflexión he llegado al observar la foto de esta noticia, en mi móvil, cuando la editaba para Instagram. No era un paisaje más de mi galería, esa semana tenía que impartir una formación en un hotel de costa, es decir cerquita de la playa, y como siempre me peleé con el GPS del coche, me equivoque de salida en la rotonda, me estresé al encontrarme en una calle sin salida y ver que me indicaba que estaba a un minuto de mi destino.

Haz click

Cuando doy formación me gusta llegar relajada, “en estado 0” así lo llamó yo, es decir sin ninguna emoción que sobresalga porque sino la puedo transmitir en mis acciones, así que salí del coche y respiré hondo (varias veces) y al girarme vi ese maravilloso paisaje, el mar tan azul y esa arena como salvaje y pensé wow que maravilla y realicé la foto.

Entonces comencé el curso de Gestión del Tiempo como siempre repitiendo uno de mis mantras preferidos

“La rutina crea el hábito”

Ese hábito altamente productivo que nos lleva a sentir bien y felices con nosotros mismos o con nuestro trabajo, porque sentirse feliz en nuestra vida es importante pero en nuestro trabajo más, ¿por qué ? Me preguntaras y es así de fácil, porque el trabajo es la elección que hacemos más larga en el espacio tiempo , trabajamos una media de 20 a 30 años de manera activa, unas 6 a 8 horas diarias o incluso más de manera ininterrumpida para llegar a la ansiada jubilación (en algunos casos).

De verdad no crees que sentirte feliz en el trabajo o sentirte productivo, a la vez que cómodo en tu jornada es un objetivo imprescindible escondido e nuestras rutinas diarias.

Busca el factor extraordinario en tu día a día

Desde hoy te pido que no centres tu energía en conseguir ese objetivo a largo plazo, en ese proyecto fuera de tu rutina. Te pido que centres tu energía en planificar cada día como un día extraordinario para que al terminar la jornada sientas esa satisfacción de conseguir nuestros objetivos.

Recuerda que cada día comenzamos con 1440 minutos en blanco y solo nosotros podemos pintar esa hoja o de acciones eficientes o de borrones fruto de vivir a son de los imprevistos.

6 Trucos para para planificar un día extraordinario

  1. 10 minutos antes de salir e casa o de comenzar la jornada planifica el día
  2. Separa la jornada en bloques
  3. Reparte las tareas en los bloques en función de tus prioridades
  4. Márcate espacios de descanso
  5. No caigas en los ladrones de tiempo durante los bloques
  6. Tacha cada tarea planificada y descubre la satisfacción de controlar el día

Si necesitas que te ayude con herramientas de Gestión del tiempo a multiplicar tu tiempo y aumentar tu satisfacción personal ¡Cuenta conmigo! te acompaño en mis talleres o sesiones individuales para multiplicar tu tiempo y aumentar tu productividad personal y profesional manteniendo a raya a los Ladrones de tiempo ¿hablamos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *