¿Qué aporto yo a mi trabajo?

Te has planteado alguna vez esta pregunta, es la pregunta perfecta para aquellos que sufren el conocido “Síndrome del lunes” o  pánico al despertador y comenzar la rutina.

Mi trabajo como coach profesional es ayudar a las personas a evaluar su actitud hacia el trabajo, recordar que aunque muchas veces valoramos y cuidamos más otras áreas de nuestra vida, el trabajo es la que ocupa la mayor parte y por tanto la que genera más frustración y desmotivación.

De hecho esta comprobado que los divorcios crecen o las depresiones aumentan cuando uno  deja de trabajar y se encuentra con el vacío de ya no tener esa obligación, como llenar ese espacio, por eso es tan importante optimizar nuestro tiempo y revaluar tu relación con tu trabajo.

¿ Trabajas para vivir? o ¿vives para trabajar?

El trabajo ideal es el que mantiene en equilibrio las tres áreas principales la remuneración , el reconocimiento y la satisfacción personal.

Cuando analizo la desmotivación siempre me encuentro una de estas tres áreas descompasada o el sueldo no se ajusta a sus capacidades o no se siente reconocido por su trabajo ya sea los compañeros, el jefe o la familia y por último muchas personas se sienten frustradas.

Haz click

Pero te has planteado ¿cuál es tu actitud frente a tu trabajo? ¿ como te relacionas con tus compañeros? ¿ tienes claros tus objetivos? Gran parte del estrés en el trabajo se produce por pequeñas situaciones que nos producen malestar, nos alejan de nuestras metas y no encontramos tiempo par buscar las soluciones.

Toca parar y respirar hondo para evaluar donde estas y donde quieres llegar y evaluar si tu aptitud y actitud se ajustan a tu actividad laboral, marcarte objetivos para satisfacer tus necesidades y coger impulso para alinear tu motivación con tus resultados.

Contesta a estas preguntas

¿Por qué elegiste este trabajo? ¿ Se ajusta a tus necesidades? ¿ Qué te motiva a hacer este trabajo? ¿ puedes mejorarlo? ¿Escogerías este trabajo después de conocerlo como lo conoces ahora?

Y recuerda tu tiempo y tu trabajo depende exclusivamente de ti, así que la solución esta en tus manos. Sácale el mayor rendimiento y transforma tu trabajo en tu pasión, ese es el secreto del éxito.

Leticia

¿Hablamos?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *