¿Qué esperas para cambiar?

Esta es la pregunta del millón que debo hacer a cada una de las personas que vienen a mi para introducir estrategias nuevas o simplemente me preguntan por mis cursos para aumentar la productividad o la gestión del tiempo, pero sobretodo para las personas que se sienten desconectadas o perdidas de aquello que un día les motivó.

Todos tenemos la buena voluntad de comprar libros, cursos o mirar videos o tutoriales de  youtube para introducir cambios en nosotros o en nuestras competencias pero

¿Cuándo pasamos a la acción?

No podemos vivir sólo con la intención, sin marcar un plan y una fecha de comienzo porque entonces vivimos en una espiral de agobio por lo que tenemos que hacer ,por lo que deberíamos hacer y lo peor, por lo que soñamos o nos ilusiona hacer.

Haz click

Debemos tener claro que las oportunidades aparecen y debemos aprender a cogerlas fuerte. Cuando reconocemos que queremos cambiar y buscamos la forma de cambiar, debemos entender que esa forma elegida ya sea libro, curso o video es la plataforma ideal para descubrir y ofrecer lo mejor de nosotros.

¿Miedo a equivocarte?

Por supuesto, el miedo es el mejor parámetro para medir la intensidad del cambio, pero ¿no te da más miedo no hacer nada? a mi si.

Te diré que por mi experiencia introducir cambios cuesta al principio, luego cuando empiezas a ver que los cambios siempre son mejores y si te equivocas se transforman en un gran aprendizaje, pierdes el miedo y pruebas.

Probar es el secreto del cambio, primero probamos y si vemos resultados entonces los introducimos en nuestro día a día. Adaptar las estrategias o herramientas que nos facilitan es el secreto del éxito.

En mis cursos enseño a planificar, programar y priorizar nuestro tiempo en función de nuestros objetivos, son herramientas 100% adaptables a cada persona, a cada necesidad, pero no tengo el secreto del cambio, si no aceptas el reto de reestructurar  tus ideas o planes y entender la necesidad de crear una rutina para convertir el cambio en un hábito profesional o personal pasamos de una acción a un simple deseo.

¿Eres de los que se esconden tras las excusas?

Cuantas veces escucho tras descubrir como cambiar y conocer las estrategias necesarias decir bueno si pero esperaré al mes que viene, ahora tengo mucho trabajo, cuando termine lo que estoy haciendo etc… una interminable lista de excusas  y pregunto ¿tú no querías cambiar?.

Así que vence el miedo, la incertidumbre y simplemente empieza a hacer lo que sabes que tienes que hacer, date cuenta que es el mejor momento para dar el primer paso y ese momento es AHORA, no lo dudes y si estás en un momento que te sientes desconectado con tu trabajo, contigo mismo aprovecha y cambia, da el primer paso, porque es la manera que tiene la vida para empujarte a salir y mostrar otra versión de ti.

Te dejo esta pregunta

¿Si sabes lo que tienes que hacer, qué esperas para hacerlo?

Leticia

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *