¿ Sabes cómo crear tu plan de acción?

Cuando creamos un proyecto primero trazamos en nuestra cabeza la idea, hacemos el esbozo principal de lo que quiero, como lo quiero y que deseo conseguir; sin embargo que esté solo en nuestra cabeza no nos sirve de nada, solo es una idea , no un proyecto. Entonces me preguntarás

¿Cómo convierto una idea en un proyecto? Creando la hoja de ruta

Nuestra hoja de ruta será nuestra base, ahí trazaremos todas las estrategias, necesidades y metas a conseguir en un plazo determinado y estarás listo para iniciar las acciones necesarias para conseguir tu objetivo, tu plan de acción.

Debemos tener claro, que es mucho más fácil emprender un proyecto si planificamos y consideramos todas los posibles resultados, los recursos y opciones que tenemos y como no, los valores esenciales que definen nuestra idea de proyecto .

No debemos olvidar que esta hoja de ruta nos acompañará durante todo el camino, en cada acción que emprendamos, será la guía, el enfoque para seguir nuestra linea. Crearemos así  una coherencia entre lo que queremos hacer y el resultado final.

Haz click

Por lo tanto que debemos pedir a nuestro plan de acción:

Definir metas con sensatez

No podemos marcar una meta que no sea posible conseguir, debemos tener claro  de que recursos disponemos o que podemos destinar a ese objetivo, no solo hablo del tema económico, también del tema logística y personal.

  1. Que sean realistas y razonables

Centrar nuestro objetivo en una circunstancia realista a nuestra situación, en el momento que vives ahora. Enfocarte en tu realidad, es decir, si comienzas un proyecto no pienses en el posicionamiento o tu visibilidad si no tienes una web o blog donde ser visible. Para ser razonable debes trazar metas intermedias que te lleven a la meta final.

En un plazo de tiempo determinado

Marcar tiempos realistas que nos ayuden a enfocar nuestro objetivo, nuestras metas tienen que estar ligadas al tiempo para ser efectivas. Si tu plan de acción es a largo plazo, corres el peligro que los agentes externos como los ladrones de tiempo,  las emociones limitantes (estrés, ansiedad, miedos) e inconvenientes que puedan surgir, nos hagan perder el enfoque.

Que te creen una motivación  

La motivación es la gasolina de nuestro proyecto, la satisfacción de saber que estamos haciendo lo que nos gusta. Debes recordar en todo momento que te llevó a creer en ti, repasar tus valores que en su día te ayudaron a crear tu hoja de ruta y recordar que tu meta final, es tu recompensa.

El coaching es la mejor herramienta para tomar consciencia del AQUÍ y AHORA, no solo para comenzar un proyecto nuevo, también para actualizar nuestro proyecto a nuevos cambios.

“Si tu plan no funciona, cambia el plan pero no cambies la meta”

Leticia Codina
¿Hablamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *