¿Sabes qué sucede si nos falta compromiso?

Sí, el compromiso es la esencia del cambio, básicamente todos en algún momento de nuestra vida personal o profesional necesitamos introducir cambios.

No siempre hablamos de cambios que nos impone el día a día o una situación especial,  hablo de cambios escogidos por nosotros, retos que nos proponemos para mejorar nuestra situación o ganas de dejar de hacer lo que estamos haciendo.

” No pretendas que las cosas cambien si siempre haces lo mismo.”A. Einstein

¿Por qué nos resulta tan difícil cambiar?

Nuestras vivencias van modificando nuestro carácter y nuestra actitud frente a distintas situaciones, por lo cual, nuestra manera de responder ante las cosas que nos suceden generan nuevas perspectivas para afrontar el cambio, siendo más precavidos o prudentes o más creativos y arriesgado.

Haz click

¿Qué nos produce tanto miedo del cambio?

Cuando afrontamos un cambio nos preocupa no saber manejar situaciones nuevas y nos genera inseguridad.

Introducir un cambio en nuestra rutina puede implicar la necesidad de atravesar una etapa de duelo por lo que dejamos atrás, dando pie a sentir esa tormenta de emociones como la ansiedad o el estrés.

Crece en nosotros la sensación del miedo a perder el control al entrar en un terreno desconocido o incluso a cometer errores que nos expongan a la crítica de los demás.

Salir de la temida zona de confort que tejemos a nuestro al rededor como una tela de araña, suave y confortable pero que no nos deja avanzar o introducir mejoras en nuestro día o en nuestro proyecto.

¿Cómo podemos mantener ese miedo al cambio a raya?

Recuerda algo que es fundamental en nuestro desarrollo personal y profesional y que siendo tan básico nos olvidamos rápido. Nunca es tarde para asumir un cambio o tomar el control de nuestra vida o de nuestro proyecto.

Vivimos estancados en la idea que los cambios son para los jóvenes o que lo que quise ser, es lo que soy y siempre seré…. pero no, a veces nos aferramos a viejos esquemas o patrones que en su dia nos mostraron para nosotros que simplemente ahora han caducados o se han topado con nuestra realidad que se aleja muy mucho de aquella percepción puesto que la vida no ofrece garantías y nos encontramos en un cambio permanente aunque no seamos capaces de verlo.

Si quiere mantener el miedo al cambio a raya debes asumir un COMPROMISO ACTIVO , debemos ser responsables de lo que hacemos, de como reaccionamos pero sobretodo poseer la capacidad del cambio, aunque podamos sentir que está fuera de nuestro control.

El compromiso nos afianza el camino que queremos tomar y nos enfoca nuestros objetivos, rompiendo hábitos que nos limitaban para cambiar.

¿Qué sucede si nos falta compromiso para el cambio?

  1. Nos lleva a evitar o aplazar las decisiones
  2. Nos deja una sensación de dejar las cosas inacabadas, alimentando la desconfianza en nuestro objetivo y alargando nuestras tareas o jornadas.
  3. Potencia emociones como el estrés o la ansiedad
  4. Nos crea una sensación de malestar o insatisfacción

Tú, y solo tú, creas tu propio compromiso…¿te atreves?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *